9 tipos de desesperación y cómo recuperar la esperanza

¿Ninguna expectativa feliz?9 tipos de desesperación que pueden explicar las razones

Incluimos productos que creemos que son útiles para los lectores. Si compra a través del enlace de esta página, es posible que ganemos una pequeña comisión. Este es nuestro proceso.

La vida sin pasión, expectativas positivas o entusiasmo puede volverse dolorosa. Pero sentir desesperación no es necesariamente permanente.

Tenemos nuestras propias definiciones de esperanza y desesperación, pero las emociones que experimentamos son reales y efectivas.

Sentirse desesperanzado puede ser una respuesta natural y universal a los eventos personales y mundiales que afectan nuestras vidas. También puede ser un síntoma de depresión, trastornos de adaptación y otras afecciones de salud mental.

Sin embargo, algunos expertos creen que existe más de una forma de desesperación. Conocer su estilo de vida puede ayudarlo a enfrentar los desafíos y superar estos sentimientos.

La esperanza está relacionada con la satisfacción de necesidades importantes.

Los profesores de psicología Anthony Scioli y Henry B. Biller publicaron “Hope in Anxious Times” en 2009. Este libro de autoayuda se desarrolla en torno al concepto teórico de la esperanza como virtud y cómo puede ayudarlo a lidiar con los obstáculos comunes de la vida, incluida la depresión.

Según este grupo de autores, la esperanza de la humanidad está relacionada con estas necesidades vitales:

  • Adjunto archivo: Esperanza de proximidad física, intimidad y conexión emocional, y unidad espiritual.
  • competente: Esperanza de productividad y logros
  • Sobrevivir: Espero superar los desafíos físicos, la ansiedad, la pérdida y el miedo, y desarrollar la resiliencia.

Si se satisfacen estas necesidades, nos diremos a nosotros mismos que todo en estas áreas está bien y actuaremos de acuerdo con estas suposiciones.

  • Adjunto archivo: “El universo es amable y abierto; estoy conectado”.
  • competente: “Ayuda; tengo la capacidad; puedo confiar en la cooperación”.
  • Sobrevivir: “La protección está disponible; estoy a salvo y puedo confiar en mí mismo”.

Sin embargo, cuando estos requisitos se ven comprometidos en nuestro proceso de desarrollo, podemos comenzar a sentirnos desesperados.

9 formas de desesperación: ¿con cuál vives?

La desesperación se siente diferente para todos, pero Scioli y Biller creen que hay nueve formas puramente emocionales.

Estas nueve desesperaciones se pueden dividir en tres categorías:

  • Alienación, olvido y falta de inspiración
  • Condenación, impotencia y encarcelamiento
  • Impotencia, opresión y limitación.

Estas categorías se basan en los tipos de distorsiones cognitivas que generalmente conducen a la desesperación en todas sus formas.

La clave para superar estas desesperaciones es reconstruir o reevaluar estas distorsiones cognitivas.

En otras palabras, para recuperar la esperanza, debemos intentar pensar en nuestras ideas y cómo cambiarlas para ver las cosas de otra manera.

Aquí están las nueve formas de desesperación propuestas por Scioli y Biller:

1. Alienación (esperanza de apego)

Esta desesperación proviene de la sensación de que los demás te han olvidado o no te tratan como a un compañero. Te sientes diferente de alguna manera y, debido a estas diferencias, conectarte con los demás es un desafío.

Debido a que está desesperado por su relación con los demás, puede insistir en rechazarlos y evitarlos en primer lugar.

2. Olvidado (apego y esperanza de supervivencia)

En este caso, la desesperación proviene de sentir que alguien te ha abandonado cuando más lo necesitas. También puede sentirse rechazado o estigmatizado, lo que puede hacer que desconfíe de los demás y de su entorno.

3. Falta de inspiración (apego y aferramiento a la esperanza)

Cuando no siente estimulación mental o creatividad, puede sentir este tipo de desesperación. Puede sentirse bloqueado o incapaz de ser creativo en algunos o todos los aspectos de su vida.

4. Impotente (para aferrarse a la esperanza)

Sentir que usted y sus acciones no tienen influencia o influencia sobre los demás o el mundo puede hacer que se sienta desesperado. Es posible que sienta que no tiene poder o autoridad para tomar decisiones o influir en cambios, y dependerá de las decisiones o acciones de otros.

5. Opresión (apego y aferramiento a la esperanza)

Esta desesperación está relacionada con la sensación de no ser tratado de manera justa o equitativa, especialmente a nivel macro. Por ejemplo, el racismo sistemático y persistente o la discriminación de género pueden conducir a una opresión desesperada.

6. Finitud (dominio y esperanza de supervivencia)

Es posible que sienta que no tiene suficientes recursos o habilidades para lograr sus objetivos, o que enfrenta limitaciones físicas o financieras para lograr sus objetivos.

7. Doom (esperanza de supervivencia)

Esta forma de desesperación está relacionada con la sensación de que estás destinado a enfrentar algún resultado negativo en la vida. Esta desesperación puede provenir de un evento temprano en su vida, o puede provenir de una enfermedad crónica o terminal que está enfrentando.

8. Encarcelamiento (esperanza de supervivencia y apego)

Si se convierte en un prisionero físico en algún momento de su vida, o si ha estado en una relación abusiva que le hace sentir que no puede actuar libremente o hacer lo que quiere, entonces puede enfrentar esta desesperación.

Si siente que ha sido lastimado o permite que otros abusen de usted porque cree que lo merece, también puede tener esta emoción.

9. Indefenso (supervivencia y aferrarse a la esperanza)

Sentir que no puede defenderse por sí mismo o actuar sin ayuda puede llevar a esta desesperación.

Supere su desesperación

Quizás te hayas reconocido a ti mismo en una o más formas de desesperación. ¿Entonces que deberia hacer ahora?

Es posible superar esta emoción. Hay diferentes formas de manejar su desesperación.

Puedes empezar desde aqui

Si tiene un problema de salud mental como trastorno bipolar, depresión, ansiedad o trastorno de estrés postraumático, puede experimentar desesperación como parte de los síntomas.

Esta emoción aún se puede controlar, pero también se recomienda encarecidamente que busque el apoyo de un profesional de la salud mental para resolver todos sus síntomas, especialmente los traumas no resueltos.

Scioli y Biller también recomiendan que intente reevaluar sus pensamientos irracionales o distorsiones cognitivas.

Estas son las suposiciones falsas en las que se basa y pueden hacer que se sienta desesperado ante diferentes situaciones de su vida.

El primer paso para superar cualquier forma de desesperación es determinar qué pensamientos distorsionados usa con más frecuencia.

Luego, los reinventa evaluando las otras posibilidades que la situación podría ofrecer.

El terapeuta también puede ayudarlo a hacer esto, especialmente si son expertos en terapia cognitivo-conductual (TCC).

Mientras tanto, aquí hay algunos consejos que pueden ayudarlo a dar el primer paso esperanzador.

Alienación, olvido y falta de inspiración

Estas formas de desesperación pueden estar relacionadas con distorsiones cognitivas, como:

  • Lectura mental: Asegúrese de saber lo que piensan los demás sin mucha evidencia
  • Todo o nada: Evalúe todas las situaciones desde una perspectiva en blanco o negro, ignorando las áreas grises
  • Sobregeneralización: Transformar un incidente aislado en reglas generales que se apliquen a todos los demás incidentes.

Por ejemplo, siempre puedes pensar que absolutamente nadie te ama, que todos te rechazan y que tu trabajo académico siempre es incondicional.

Los esfuerzos para cambiar estas distorsiones cognitivas específicas pueden ayudarlo a sentirse más esperanzado. Cada vez que se sienta sin apoyo o creativamente improductivo, puede buscar evidencia de lo contrario.

Si vive en alguna de estas tres desesperaciones, Scioli y Biller también recomiendan que busque activamente relaciones de apoyo, a pesar de sus miedos o vacilaciones. Esto se refiere a tratar de conectarse con personas en su vida, incluso si se siente indeciso o asustado.

Por ejemplo, puede encontrar un grupo de apoyo que comparta sus valores, experiencias y preocupaciones con otros participantes. También puede unirse a una carrera de voluntariado, curso vocacional u organización espiritual.

Condenación, impotencia y encarcelamiento

Las posibles distorsiones cognitivas para las personas que experimentan este tipo de uso desesperado incluyen:

  • Saltar a una conclusión: Sacar conclusiones basadas en evidencia limitada o nula.
  • Desastroso: Amplíe la relevancia de los eventos o crea en el peor resultado de una situación determinada
  • Falacia de control: Cree que no puede controlar o controlar completamente lo que le sucede a usted y a los demás.

Por ejemplo, puede suponer que cada nueva persona que conozca eventualmente lo lastimará, aunque trabaje duro, siempre fracasará, o no tiene sentido intentarlo porque algo malo sucederá.

Centrarse en la situación actual en lugar de los resultados futuros puede ayudarlo a tener esperanzas sobre la situación actual y lo que puede suceder ahora.

Si se siente desesperado debido a un diagnóstico médico, puede ser útil obtener más información sobre la afección y todos los posibles resultados.

Unirse a un grupo de apoyo con otras personas que han experimentado los mismos desafíos también puede ayudarlo a comprender diferentes experiencias.

Si cree que puede estar lidiando con un trauma no resuelto, también puede ser una buena idea ponerse en contacto con un profesional de salud mental que se especialice en prácticas informadas sobre el trauma.

Probar la experiencia física también puede ayudarlo a lidiar con los efectos físicos del trauma.

Impotencia, opresión y limitación.

Por lo general, cuando se sienta desesperado por estas razones, puede utilizar estos pensamientos retorcidos:

  • Descalificación de positivo: Ignore los factores positivos en cualquier situación y concéntrese solo en los factores negativos que se perciben
  • personalizar: Tómate todo en serio o asume que eres responsable de los sentimientos de los demás.
  • Etiqueta: Etiquetate a ti mismo y a los demás, y juzga cada acción según la etiqueta.

Por ejemplo, puede enfocarse en un comentario negativo hecho por su jefe, a pesar de que previamente lo haya elogiado por una serie de cumplidos, culpándose a sí mismo por el daño en su vida o pensando que es un “perdedor”, por lo que no hará nada puede lograrse.

Si estas son algunas de las ideas en las que a menudo confía para evaluar la situación en su vida, puede ser útil confrontarlas con una serie de opuestos. Puede pensar en todas las formas en las que usted u otra persona no cumple con la etiqueta que le asignó.

La retribución también puede funcionar. Esto es para probar sus ideas identificando todos los demás factores posibles involucrados en el incidente. Por tanto, en lugar de culparte a ti mismo, piensa en los factores incontrolables que juegan un papel importante en esta situación.

Revisemos

Sentirse desesperado es una respuesta natural a muchos eventos de la vida. Este también es el resultado de algunas ideas en las que confiamos basándonos en experiencias pasadas.

Según los autores Scioli y Biller, existen nueve tipos de desesperación, que se derivan de no satisfacer necesidades importantes en algún momento de la vida.

Pero se siente esperanzado de que sea posible. Los profesionales de la salud mental pueden ayudar tratando las condiciones de salud mental subyacentes o ayudándolo a reevaluar los pensamientos distorsionados.

Incluso si se siente imposible en este momento, puede superar la desesperación y recuperar el entusiasmo y el optimismo.

Recuerda que el blog psicologíaya.com es una pagina centrada en la recopilación de información sobre la psicología, diferentes trastornos o padecimientos. Es una pagina web 100% informativa, no remplaza en ningún sentido a un profesional. Si necesitas ayuda, por favor acude con el psicólogo o profesional mas cercano a ti. Tu salud mental o la de tu familia es importante, no lo dejes para después.

(Visited 31 times, 1 visits today)